“Las flores son un mal negocio, te duran un día y hay que agradecerlas un mes”

abril 10th, 2014 § 0 comments § permalink

Heroes And Sinners

Trailer de Tempestades solares, la nueva novela de Grettel J. Singer

abril 8th, 2014 § 1 comment § permalink

Tempestades solares – Grettel J Singer from Argelio Collazo on Vimeo.

Mujerongas en Cubanet

junio 7th, 2013 § 2 comments § permalink

Las Mujerongas de Grettel J. Singer

Miércoles, Junio 5, 2013 | Por Aleaga Pesant

 

LA HABANA, Cuba, junio, www.cubanet.org -Pocos pudieran pensar que esa mujer que está detrás de la mesa, vive en Nueva York. Dejó la isla de Cuba con su familia a los 11 años de edad. Vivió en Venezuela durante tres años. Luego, en Miami, durante mayor tiempo. Ahora, “refugiada” en Manhattan, presenta en La Habana este precioso, personal y atrevido libro de cuentos y crónicas al que tituló Mujerongas.

Casi tímida, pero con capacidad para cautivar al auditorio más exigente, Grettel Jiménez Singer regresó a la Isla con Mujerongas, por esos extraños caminos editoriales. Texto compuesto por posts íntimos, dramáticos y divertidos, que colgó desde 2008 en su blog mujerongas.com.

En el volumen hay un universo lleno de modas y modos, narrados de manera personal y audaz. Quizás demasiado atrevido para algunos de mis coterráneos. Los preciosistas del lenguaje discuten sobre el nombre del libro, prefieren nombrarlo Mujeranga. Grettel cuenta que el distintivo del blog lo sugirieron todas las cosas por las que pasan las mujeres en ese mundo cosmopolita en el que vive.

Aunque sus historias son de pura hembra, evade los ismos. Se presenta como femenina, y comenta con seriedad, y una sonrisa criolla, que la igualdad de géneros comienza en el hogar. Lo demás, continúa, es el esfuerzo personal que te lleva a tu destino. No obstante, para satisfacer a los lingüistas, mujer-on-gas le apetece más, pues en ingles pudiera significar “mujer activa”.

En la discreta presentación, realizada el pasado 24 de mayo, en la sala García Lorca del Centro Cultural Dulce María Loynaz, en El Vedado, estaban presentes, entre otras personas, la escritora Wendy Guerra y el Director de Televisión Juan Pin Vilar, familiares y amigos,  quienes disfrutaron de la lectura de tres de las historias entre las más de veinte que contiene el libro, de 97 páginas.

Pista de Aterrizaje, Churresquería y Elsi, son las tres historias que leyó Grettel para placer del público, y lamentó no traer ejemplares del libro para vender a los presentes.

Pista de aterrizaje es una atrevida historia, en la que Grettel fue partícipe voluntaria. Narrada en primera persona. Trata sobre el afán “depilativo” de la sociedad postmoderna. Tendencia a no tener vellos en el cuerpo, practicada por hombres y mujeres en el mundo occidental. Para saber qué se siente, se sometió a la experiencia y, en buen cubano, afirmó, “quedé puesta y convidada”, algo así como nunca más. La historia, con diálogos directos y una narración ágil y mordaz, fue aplaudida por el público.

Churresquería es un cuento de ficción, inventado con un amigo, según contó al público. Nos muestra la preocupación social de la autora por los desniveles y los abismos de este mundo. Corto y también directo, es una joya del realismo mágico, que sigue sacudiendo la literatura latinoamericana.

El último cuento entre los narrados, Elsi, está cargado de surrealismo. A la protagonista,  diseñadora de vestuario y de escenografía en el teatro, le llega un maniquí con el que trabajará. El inmenso muñeco se convertirá en un personaje dentro de su vida, con quien conversará y tomará decisiones.

Preguntada sobre si era una blogger convertida en escritora o escritora que llegó a la blogosfera, Grettel refirió que siempre disfrutó escribir, pues estudió literatura en la universidad de la Florida. La blogosfera le dio la oportunidad de escribir sin más pretensiones de presentar sus historias. Luego, unos amigos catalanes le sugirieron que podría salir un libro, y aquí está.

aleagapesant@yahoo.es

Daniel y Freya: una historia epistolar, IV

abril 8th, 2013 § 1 comment § permalink

freya4

 Bogotá, 23  de febrero del 2013

Mi querida Freya:

Espero que cuando recibas esta carta te sientas mejor de la espalda y que la fisioterapeuta haya logrado desclavarte la puñalada. En efecto, el estrés causa cada dolor inimaginable. Pasé por Nueva York hace dos semanas. Antes iba con alguna frecuencia, ahora bastante a menudo, mínimo una o dos veces por mes. Nos va bien con la agencia y hemos abierto oficinas en casi todo Latinoamérica y ahora en Manhattan, Chicago y Miami.

Tus observaciones con respecto a la ciudad son muy curiosas y amenas. Es algo que nunca me cansa, tu infinito deseo de encontrar un significado a todo lo que te rodea. Te fijas en detalles que no aparentan tener importancia, pero en efecto, los tienen y es lo que le da tantos matices al mundo que perteneces. Estar presente en cada momento es una ardua labor para muchos y a ti se te da con tanta naturalidad. ¿Aún prefieres el tren a los taxis? Mira que eres testadura. Una actriz de tu altura ya no está para eso. Cierto que en los trenes la experiencia y las vivencias de la ciudad son más agudas e interesantes, y aquí me tienes, cada vez me gustan menos. Los olores son insoportables, la bulla, la suciedad… qué tormento, ¡no gracias!

Dices que el doctor experimentaba con Cee. ¿Eugenista? No sé, pensé que se había propasado con ella y que la había embarazado y no le había quedado otra alternativa que obligarla a abortar. Tú eres más sensata con las interpretaciones literarias, así que creo que podrías tener razón.

En cuanto a la ópera, te ruego que no dejes de ver a Ana Nebretko. Es sencillamente una delicia en el escenario y su voz, un regalo de los dioses. Sobre Madama Butterfly, tampoco he visto en vivo a  Manda Echalez, pero sí a Bryan Hymel y es un tenor que promete una larga y exitosa carrera. Una que te recomiendo es La tempestad, es una nueva y magnífica producción que conducirá el propio compositor, Thomas Adès y que tuve el privilegio de asistir este pasado julio en Canadá en el Festival de la Ópera, ¡Très Maqnifique! Si no la has visto nunca te deslumbrarás con su hermosas melodías… El anillo del Nibelungo, hay alguna que otra controversia con esta nueva producción, algo de eso leí. Pero no te desanimes, es una de esas óperas que es casi como una obligación verla. Si no me equivoco ésta que presentan en el Met es bastante fiel a la historia en sí y sus ideas originales, eso también lo leí. Ojalá te ayuden mis comentarios en algo, aunque realmente con las producciones del Met es difícil equivocarse.

Estaré en  Bogotá unas semanas, cualquier correspondencia envíamela aquí, o si tienes dudas, me pasas un correo electrónico para confirmarte mi paradero.

Freya, ¿Podría confesarte algo sin que te decepciones o te enfades? En estas últimas semanas te he seguido en un par de ocasiones. La primera vez fue en el West Village y por pura casualidad. Coincidimos a la hora del almuerzo en el mismo restaurante. Tú estabas sola, leyendo un libro, y yo estaba reunido con unos socios, y cuando te levantaste y te alejaste no pude hacer otra cosa que seguirte hasta tu casa. Sigues tan linda como siempre, o más. Hay una madurez en tu rostro, o tal vez una dureza, que te ha embellecido más aún. Te vi bebiendo el té, repasando lo que parecía un libreto. Invertir en unas buenas cortinas no sería una mala idea. Estoy seguro que no he sido el único que se sienta en el café de enfrente a mirarte como un bobo.

Si no vuelvo a saber de ti sabré que fue una mala idea contarte que te he espiado y que lo seguiré haciendo.

Un abrazo,

Daniel

Por Grettel J. singer
Imagen de Ketty Mora